JudicialesSociedad

Cordoba-AGREDIERON BRUTALMENTE A UNA EMPLEADA DEL SERVICIO PENITENCIARIO DE BOWER, UNA INTERNA LE CORTO LA CARA

La Oficial agredida Paola Castro es oriunda de la Ciudad de Cruz del Eje hija de un reconocido comerciante Gastronómico de esa Ciudad.

Una trabajadora del Servicio Penitencia habria sido agredida en la carcel de mujeres de Bower,donde cumple sus labores, por una joven reclusa, quien le corto el rostro del lado  derecho ,en sentido horizontal provocandole una herida profunda,por la que fue trasladada a la clinica Velez Sarfield donde le realizaron las correspondientes curaciones.

Segun trascendió la agresora tiene serios problemas de adiccion a las drogas.

Te puede interesar: Megaoperativo en el Complejo Carcelario de Cruz del Eje

“Están indignadas las empleadas de la cárcel de mujeres. No es para menos.
Hoy por la tarde, en horario del recuento a las 18, una oficial fue salvajemente atacada por una interna, que usando un elemento afilado se le abalanzó y le produjo un grave corte en la cara.
Paola Castro terminó con un profundo corte de unos 6 centímetros de longitud y unos 7 milímetros de profundidad, en el medio de su mejilla derecha y en sentido horizontal.
“Esto fue de la nada”, me contó indignada una de las chicas que trabaja en el EP3 (ubicado en la parte frontal del complejo de Bouwer). “La oficial lo único que hizo fue cumplir con el recuento de la tarde”, un recuento de rutina que se hace a las 6. Como había una interna que no se presentaba, la empleada “se fue a fijar a la celda y ahí recibió el ataque a traición”, relató.
La agresora es una jovencita llamada Lourdes Anlletano, aparentemente -según me cuentan- con serios problemas de consumo de drogas, con paso por el IPAD y otros organismos para la recuperación de adicciones.
La joven herida fue suturada esta tarde en la Clínica Vélez Sársfield, y recibió el acompañamiento de parte del Servicio Penitenciario y del Ministerio de Justicia, además de sus familiares.
“Te da mucha bronca, realmente, por la forma en que trabajamos, por las cosas que hemos vivido en estos últimos meses, porque todo nos cuesta un montón”, contaba otra de las informantes, descartando cualquier encono personal entre la agresora y la agredida. “Esto nos podría haber pasado a cualquiera”, sostuvo: “Fue porque sí”.”

Fuente:  Rebelion

 

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *