ComunicadoInterés generalSociedad

APARECIO LA NIETA 129 .SU MADRE,NORMA SINTORA NACIÓ EN CRUZ DEL EJE

Tras ocho meses del último encuentro que fue con el nieto 128, apareció la nieta 129. Se confirmó su identidad a través del juez federal Sergio Torres gracias a los datos genéticos que aportaron su padre, Carlos Alberto Solsona, sus hermanos y abuelos maternos que la buscaban hacia 42 años. Ella vive en España y tras un largo camino recorrido se encontrará con su familia biológica que la busca desde que su mamá, Norma Síntora fue secuestrada por la última dictadura militar.

La nieta nació en 1977. Es hija de Norma Síntora y de Carlos Alberto Solsona. Norma nació en Córdoba en 1951 donde hizo primaria y secundaria.

Norma comenzó a estudiar ingeniería electrónica en la Universidad de Córdoba donde conoció a Carlos Alberto, su marido. Formaron pareja en 1974. En Marzo del 75 se casaron y en el 76 tuvieron a su primer hijo, Marcos. La pareja militaba en el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) y en el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). “A ella los compañeros la llamaban la Morocha, Raquel, Turca o Marta”, comenta Estela De Carlotto en el comunicado.

 

A fines del 76 ante la ferocidad de la represión, la pareja decidió dejar a cargo a su primer hijo Marcos en manos de sus abuelos maternos y exiliarse mientras Norma cursaba el octavo mes de su segundo embarazo. Pero eso nunca pudieron concretar el exilio.

En el 77, alojada en la casa de un matrimonio amigo de militancia en Moreno, Norma fue secuestrada junto a ellos y Estela hace hincapié: los tres continúan desaparecidos. Al momento del secuestro Carlos ya se encontraba fuera del país y planeaba reencontrarse con ella en España.

Con 8 meses de embarazo de Norma, planeaban llamar a su hijo Pablo si era varón o Soledad, si era mujer. Pero nada más se supo de Norma ni de su hijo nacido en cautiverio.

Mientras tanto, Marcos creció con sus abuelos con una verdad contada lentamente y leyendo las cartas que mandaba su papá, y cuando cumplió 10 años, finalmente, se reencontraron.  

Carlos Alberto Solsona y el papá de Norma, abuelo de la nieta, presentaron tempranamente la desaparición de su hija y el hijo por nacer en la sede Abuelas de Córdoba.

Norma Sintora

¿Cómo la encontraron? 

En el 2012, a partir de diversas informaciones recibidas sobre una jóven que había sido inscripta como hija propia de un matrimonio en ese año y el mes que correspondía al nacimiento de la hija de ellos, desde abuelas se resolvió hacer la aproximación del caso.

“La documentación reunida mostraba entre otras cosas que la partida de nacimiento apócrifa había sido firmada por un médico del cuerpo de policía yen el 2013 el equipo de aproximación de abuelas se contactó con aquella supuesta hija de aquel matrimonio y le pidió venir desde España para realizarse el exámen de ADN. Quedaron en comunicación vía mail”, continuó el relato Estela.

Luego, comentó que la presunta nieta había adelantado que en el 2014 viajaría al país para seguir comentando la posibilidad de analizarse y se le transimitió que la prueba también podría hacerse vía consulado. Se le informó a la presunta nieta que su caso sería derivado a la unidad fiscal especializada por caso de apropiación de niños durante el terrorismo de Estado y, por algún motivo,perdieron contacto con ella.

El juez Sergio Torres intentó en dos oportunidades que se analizara e hizo un exhorto a la justicia de España que rechazó realizar un allanamiento para verificar la identidad de la joven.

En 2017 se pudo retomar el vínculo cuando un amigo de ella se incentivó con conocer los orígenes de su amiga y despejar dudas para que la presunta nieta pudiera finalmente analizarse. En Argentina, recolectó la información necesaria para comunicársela a su amiga.

Finalmente, hace 2 semanas la nueva nieta llegó al país y con una notificación de migraciones se presentó a la justicia el miércoles 3 de abril. Allí con la intervención del CONADI decidió hacerse los análisis voluntariamente en el Banco Nacional de Datos Genéticos, que arrojó que, efectivamente, es hija de Norma Síntora y Carlos Alberto Solsona. 

Abuelas notificaron a su papá y a sus hermanos y, ahora, esperan encontrarse para abrazarse fuerte después de 42 años de su desaparición forzosa y separación de su familia biológica.

Estela de Carlotto, al cierre del anuncio de la aparición de la nieta 129 culminó: “Rompamos el silencio. El tiempo es hoy. Ayudemos a reparar las heridas que la dictadura nos dejó”

Creditos: Urgente24

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *